miércoles, 24 de agosto de 2016

Cuarto de Siglo

Hola a todos, 

Hoy traigo una entrada totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados. Hoy es un día especial, y por ello me apetecía escribir algo diferente. Os voy a contar una historia muy personal, pero que, sin embargo, me apetece compartir con vosotros.

 

Hoy hace ya dos décadas que me regalon mi primer libro. Ese que miré con cara de... ¿a quién se le ocurre regalarme esto? En aquella época apenas sabía leer, me costaba una barbaridad y tampoco me gustaba, por lo que todo se me juntaba y cualquier libro que se cruzara en mi camino se convertía en mi peor enemigo.

Algunos años después, cuando hice mi primera comunión, aún me costaba leer una barbaridad, y más aún comprender lo que leía. Sin embargo, sorprendí a más de uno pidiendo un libro como regalo. No obstante, ya de antemano, había decidido que la lectura no era lo mío. Odiaba leer silaba a silaba, odiaba no enterarme de lo que la historia contaba.

En el colegio me obligaban a hacer continuamente ejercicios de comprensión lectora, algo que me llevó a repulsar aún más la lectura, pues lo hacían como una competición. Te cronometraban el tiempo que tardabas en leer para después, compararlo con las respuestas acertadas acerca del texto. Siempre era de las últimas, algo que me hacía sentirme bastante mal. Por lo que si pedían voluntarios para leer yo me escondía y no quería saber nada. 


No fue hasta varios años más tarde, cuando durante el trimestre había varias lecturas obligatorias y el día de antes del exámen de una de ellas, yo sólo había leído un máximo de veinte páginas. Supliqué a mi madre que leyera el libro, que me contara la historia a la mañana siguiente para poder hacer el exámen. Pero ella se negó en rotundo. Era mi obligación y tenía que hacerlo yo. Por lo que me ví más de media noche sentada en la cama leyendo sin parar. Mágicamente llegué al exámen y saqué un diez. Pero eso no es lo que más nos sorprendió. Su gran sorpresa fue que llegué pidiendo algún libro del estilo para continuar leyendo. Me había encantado la historia y la había comprendido entera. No podía estar más ilusionada.

Así me picó el gusanillo. Leía varios libros al año. Más bien, los que podía compaginar con aprobar todas las asignaturas sin bajar las notas para no llevarme una buena bronca. Leía los diez libros obligatorios del curso, y además algunos adicionales.

Cuando me fuí a estudiar fuera tenía demasiado tiempo muerto con el que no sabía que hacer y aquí fue donde la lectura se convirtió en mi perdición. Pasaba tres meses del cuatrimestre leyendo, para el último mes tenerme que estudiar todos los apuntes con prisas. Sin embargo, no me iba mal, aprobaba y con bastante buena nota, y además, tenía el aliciente de la lectura.

Hace ya dos años que me gradué como psicóloga. No obstante, por motivos de la vida apenas tengo algunos trabajos temporales. Y es aquí cuando comencé a devorar entre seis y diez libros por mes. Necesitaba sentirme útil, viva, que no estaba en la vida simplemente para hacer bulto. Y así fue, como surgió la idea de crear este blog, para compartir con vosotros mis opiniones y puntos de vista de los libros que van pasando por mis manos. Por lo que, a mis fieles seguidores, a esos que estan desde el primer momento, y a los que se han ido uniendo después, tengo que daros las gracias. Las gracias por apoyarme, por hacerme sentir útil, por demostrarme que mis opiniones merecen la pena y por confiar en mí.

Aquí tenéis hoy, escrita por mi misma, la historia de mi afición por la lectura, y de cómo mi biblioteca pasó de tener un sólo cuento infantil a convertirse en una colección de más de quinientos ejemplares que poblan mi hogar. Pero no os narro sólo como nació mi afición. Sino como a lo largo del cuarto de siglo que hoy cumplo, los libros se han ido convirtiendo en un pilar fundamental de mi vida. Sí, hoy es mi cumpleaños. Cumplo 25 años, el cuarto de siglo.



Si has llegado hasta aquí, es que has terminado la historia de la vida de la lectura en mí. Te agradezco enormemente que me hayas dedicado este periódo de tiempo y gracias por acompañarme en un día tan especial para mí.

¡Infinitos besos luneros!

12 comentarios:

  1. Feliz cumpleaós!! espero que la lectura sea uno de tus acompañantes muchos años mas

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Antes que nada... ¡felicidades! ^_^ Espero que pases un día estupendo, rodeado de amigos y familiares (y libros, a ser posible jiji) :) Me ha encantado la historia de tu inicio con los libros y, sobre todo, me he sentido muy identificada contigo en lo que cuentas a partir de tu graduación como psicóloga, más concretamente en la parte que dices: "Y es aquí cuando comencé a devorar entre seis y diez libros por mes. Necesitaba sentirme útil, viva, que no estaba en la vida simplemente para hacer bulto. Y así fue, como surgió la idea de crear este blog, para compartir con vosotros mis opiniones y puntos de vista de los libros que van pasando por mis manos". Y bueno... espero que la lectura te siga acompañando por muchos años más ^^

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Muchas gracias y sobre todo, gracias por dejarme tu opinión porque así me doy cuenta que no soy la única persona que se encuentra así en el mundo ^^

      ¡Besos!

      Eliminar
  3. Me encanta,suele pasar eso que cuando te obligan mas lo odias!!!muchas felicidades

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Muchísimas felicidades^^ Me ha parecido una entrada muy bonita y te agradezco que la hayas subido ya que así te podemos conocer un poquito más :)
    Pásalo genial y ¡un beso enorme!

    ResponderEliminar
  5. Hola!

    Lo primero de todo: Feliz cumple! :D Acabo de encontrar tu blog y me he puesto a leer esta entrada. Muchos empezamos a leer más tarde y no en la infancia. Es verdad que algunos libros del cole no era muy buenos que digamos... puede que por eso no nos gustará leer por aquel entonces.

    Enhorabuena por el blog y por todos tus logros. Sigue leyendo esos 6 libros o más al mes :P No imagino algo mejor jiji

    Ya te sigo por cierto :P

    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Algunos de los libros del cole no son buenos no... es un suplicio tenerlos que leer. Recuerdo que a mi me hicieron leer el Quijote, y me hubiese gustado matar a mi profesor de lengua...

      Muchísimas gracias por tu felicitación y por supuesto por quedarte por aquí para hacernos compañía.

      ¡Besos!

      Eliminar
  6. Hola!! Creo recordar que te sigo casi desde que tenías poco más de 10 o 20 seguidores, y me ha sorprendido mucho la evolución de tu blog. Llegué al tuyo por casualidad, con la iniciativa de Seamos Seguidores, y aunque yo solo lleve con mi blog un mes más que tú, me parece increíble lo mucho que has avanzado. Está precioso, es diferente, original, se nota que te gusta y que te lo curras. Aunque ahora mismo blogger esté sobresaturado de blogs (la grandísima mayoría abandonados, por qué no decirlo xD) al final, los que salen a flote son los que llevan más trabajo detrás. Espero ver otra entrada por tu cumple el año que viene (quiero decir, que sigas con tantas ganas como hasta ahora).
    Comparto contigo eso de que si no me valoran o no consigo nada, no me siento útil. Lo comparto y lo vivo más de lo que me gustaría, y por eso lo entiendo. Quizás, deberíamos convertir esa autocompasión en fuerzas que gastar en otra cosa. ¿Te has planteado escribir un libro?
    Y bueno, persona por el tocho, que seguramente ahora cuando lo publique me sorprenda, pero llevo mil siguiéndote y nunca te he comentado, no sé por qué.
    Felicidades bonita! (aunque sea un día tarde)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Cele!

      Si, se que eres una de mis primeras seguidoras y te lo agradezco por ello y por acompañarme todo este tiempo en este maravilloso camino.
      ¿Me he planteado escribir un libro? Si, porque es algo que me gustaría algún día pero no porque no es algo para lo que me vea capacitada ahora mismo. No me veo con la fuerza ni el valor necesario en estos momentos para emprender una aventura tan grande.
      Y no tengo nada que perdonarte, porque me encantan vuestros comentarios y para nada me molesta que sean extensos, al contrario, os los agradezco.

      ¡Besoos!

      Eliminar
  7. Me ha encantado la historia, por curiosidad, ¿qué libro era esa lectura obligatoria?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro era "El herrero de la luna llena" de Isabel Molina. Creo que lo he comentado ya antes en varios booktag ;)

      Eliminar
  8. La verdad es que me siento afortunada, porque siempre disfruté de la lectura. Incluso la parte de la comprensión lectora se me daba de maravilla, y era de las cosas favotiras que hacía en clase. No recuerdo ni un libro obligatorio al que no le cogiera el gusto, y eso, sé que es una suerte.
    Así que me alegro de que tu al final, encontrarás ese libro que te hizo cambiar de opinión y adentrarte de lleno en este mundo maravilloso de los libros.
    Y por supuesto, feliz cumpleaños atrasado ;)

    ResponderEliminar